viernes, 18 de enero de 2013

¿CÓMO SABES TANTO DE DIOS?

JAMAS NUESTRA MENTE FINITA VA A ALCANZAR A AQUEL QUE ES TAN INFINITAMENTE EN TODO
 

Si es cierto que tu mente finita no alcanza a Dios, entonces, ¿cómo sabes tanto de él? Porque te la pasas describiéndolo, definiéndolo, acotándolo, reduciéndolo a la medida de tus creencias, y además, intentando que los demás crean lo mismo que tú crees. Estás desesperada por que los demás te confirmemos.
Lo primero que tienes que aprender en el camino espiritual es a ser HUMILDE. No eres nadie; sólo un ser imperfecto, con una mente limitada e inculta, que no sabe nada del mundo y mucho menos de Dios. Nunca has hecho nada real para comprender a Jesús. No has regalado todo lo que tienes, no has abandonado padre y madre, no has violentado las puertas del Reino y no has muerto literalmente para resucitar.

Además, violas conscientemente sus mandamientos. Él te dijo que no pecaras, y pecas. Te dijo que fueras valiente, y le tienes miedo al coco. Te dijo que no juzgaras, y te la pasas juzgando a los demás. Te dijo que, antes de tratar de iluminar a otros, sacaras el tablón que tienes en tu ojo; pero tú, por el contrario, defiendes tu suciedad y quieres clavársela a tu prójimo.
El Reino no está lejos para quienes lo buscan con sinceridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Que tu comentario sea respetuoso; que tu crítica sea constructiva..."