lunes, 14 de enero de 2013

¿DEFINICIÓN DE "RAZÓN"?

"Razón es una facultad por la que la persona conoce, ordena sus experiencias, tendencias y conducta en su relación con la totalidad de lo real".

¿Es razonable esa definición? Si lo es, entonces la razón es el vehículo al conocimiento de "la totalidad de lo real". Lo cual implica dos cosas:

- que la realidad es una función de la razón, 

- y que la persona que escribió esa definición en el diccionario, es un iluminado en contacto con la totalidad.

(Me pregunto cuándo el pensamiento occidental dará el salto al planteamiento objetivo.)

La razón es una facultad que nos permite evaluar, comparar y ordenar...... ideas. Sólo eso. No tiene nada que ver con la "realidad".

Si las ideas están equivocadas, la razón también lo está. Si las ideas pertenecen a un loco, él las encontrará muy razonables. La razón ordena lo que le pongan delante, encuentra enlaces causales y arma un tipo de lógica. La razón puede tener razón, y también estar completamente equivocada.

Cuando la razón se impone como dogma, termina negando la realidad. Las personas que se han dejado atrapar por su encanto, generalmente se colocan en contra de los adelantos de la ciencia, hasta que su mundo de razones se quiebra y se ven forzadas a aceptar los nuevos paradigmas.

Esa "soberbia por la carrera del saber" que mencionas es el enemigo del conocimiento. Desgraciadamente, constituye una piedra angular del posicionamiento científico occidental moderno, ya que nuestra civilización perdió o escondió una valiosa posibilidad: la iniciación mistérica.

El mejor modo de trabajar con la razón es fortaleciéndola mediante ejercicios, hasta que llega a ser inflexible. Una razón inflexible no cede a subjetividades como, por ejemplo, hacer definiciones o extraer conclusiones absolutas, como si ya lo supiéramos todo. Cualquier definición ontológica es por naturaleza irracional.

He aquí un ejemplo de un proceso irracional que contamina a la ciencia moderna y excluye enormes porciones del conocimiento: "percibo un mundo de partículas; luego, el mundo se compone de partículas". En otras palabras: soy tan chingón, que lo que yo percibo excluye cualquier otra percepción.

El ubicar la razón en su justo nicho nos permite vislumbrar ese "otro lado" de nuestro ser consciente, al que Castaneda llamaba el conocimiento silencioso. El uso simultáneo de ambas facultades te ubica en el centro - no del ego, sino de la experiencia consciente.

En este punto del proceso de cognición, palabras redundantes como "realidad", "verdad", "totalidad", etcétera, hace rato que dejaron de ser operativas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Que tu comentario sea respetuoso; que tu crítica sea constructiva..."