sábado, 5 de enero de 2013

EL ENSUEÑO Y LA SOBRIEDAD



Hay una entidad contigo en la cama, se llama cuerpo. Cuando "sales" del cuerpo y constatas que es una masa inerte, destinada a descomposición, a eso se le llama en México "subirse el muerto".

El cuerpo físico y ese doble energético que sale a vagar son interpretaciones que hacemos. La realidad de nuestra existencia es el acto perceptual puro; no hay materia ni espíritu detrás de nuestra percepción.

Significa que estar dormido y despierto son asuntos relativos. Si cobras dominio de tu sueño, tú estás más despierta, aún dormida/o, que aquellos que caminan en la vigilia como si fueran zombies.
El mejor modo de enfrentar la facultad que tienes es con sobriedad. Evita los sueños lúcidos, procura actos nítidos de control, por humildes que sean, como encontrarte las manos en el sueño, verte a ti misma/o en un espejo, volar, echar miradas breves en torno, buscar cierta abertura o símbolo similar.

Si logras mantener la sobriedad en tu sueño, te harás atractiva/o para un nagual (un ser consciente que busca afines). Y ahí es donde empieza la verdadera enseñanza y la parte emocionante del camino de la conciencia. Hay una escuela ahí, con aula y todo, y hay seres que están en tu situación y que puedes conocer.

Todo lo que leemos o escuchamos en el Tonal, incluyendo esta carta, es una metáfora, un modo de aludir a la verdadera enseñanza, que tiene lugar en el reino del nagual - o en el ensueño, si lo prefieres. El nagual es el sujeto de la experiencia onírica, es decir, tú misma/o, si eres consciente de que estás soñando.

Nunca dejamos de soñar. Vigilia es el nombre que le damos a un tipo particular de sueño, más denso, petrificado, un sueño donde predominan las leyes y se teme a la libertad. Vigilia es el fondo del pozo donde caemos cuando se nos agota la energía.

Creer que estamos colectivamente despiertos es una superstición. Despertar es siempre una experiencia individual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Que tu comentario sea respetuoso; que tu crítica sea constructiva..."