viernes, 18 de enero de 2013

ENSOÑAR Y ENTEÓGENOS

yo afirmo que trabajo en el ensueño sin la necesidad de ingesta de las plantas Sagradas

Si, hay gente que tiene más facilidad que otras. En cuanto a mi experiencia, ensueño y vuelo con hongos son exactamente igual. Tamoanchan es un medio coherente y da igual por la puerta que se entre.
se anuncia publicamente como un chaman experimentado en ese tema, con más de 20 años de investigación, ha escrito 3 libros sobre ello, y bla bla bla, puro cuento

Es una prueba de que la medicina no soporta el ego. He notado que son los niños y las personas humildes las que más provecho sacan de la experiencia. Bueno, Jesús lo dijo: "de los niños es el reino".
He participado en vuelos de todo tipo y, para mi, no hay como la experiencia solitaria.

considero que en la genetica de los hijos del Anahuac, existe una gran tendencia al ensueño

En la "genética" cultural, no en la biológica. La cultura indoamericana le pone énfasis al análisis y control de la percepción, en lugar de centrarse en definiciones, como las culturas euroasiáticas. La consecuencia es atención al sueño y a los estados de alteración perceptual. Todavía hoy se puede encontrar, en comunidades aisladas de México, que la gente se reune para contar sus sueños.
Yo considero que la cultura comienza cuando nos enseñanza a no orinarnos en la cama (es decir, a controlar mínimamente el sueño), y termina cuando somos completamente volitivos al ensoñar, al punto de intentar el "salto mortal del pensamiento" - es decir, no volver a despertar en el mundo de siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Que tu comentario sea respetuoso; que tu crítica sea constructiva..."