martes, 8 de enero de 2013

INTENTO, ENSUEÑO, AHORRO DE ENERGÍA

La vida no tiene un sentido intrínseco, pero podemos dárselo mediante nuestro INTENTO.

No esperes entender los estados de conciencia por los que estás pasando, todo entendimiento mental termina en frustración. El don que se te ha dado es para usarlo, no para intelectualizarlo.


Tampoco esperes situaciones ideales para empezar tu prática; un guerrero en una situación ideal es un falso guerrero. El consejo tolteca es:
no rompas lazos creados y no crees lazos innecesarios. Usa tus lazos como retos.

Lo más inteligente que podemos hacer es afinar la vida para liberar energía. Al principio, el ahorro de energía se manifiesta como una preocupación por aprovechar el tiempo; a medida que se incrementa, como un inagotable caudal de curiosidad, entusiasmo creador y gozo existencial.


Ahorrar energía conduce al ensueño. Sé deliberado, busca tus manos cuando estés dormido, echa miradas cortas para fijar la percepción, trata de verte dormida a ti mismo. Luego busca a tu maestro; él te introducirá a una partida de guerreros que operan en un orden superior de la realidad.


Al mismo tiempo, procura alinear la primera y la segunda atención, recapitulando tus sueños. Eso te dará la sensación subjetiva de haber vivido mucho o de haber vivido cosas que no encajan en tu vida lineal. Estoy seguro de que tuviste encuentros naguálicos cuando niña/o; ponte a disposición de la partida.


El acecho es subsecuente al ensueño. No es conducta aberrada, como piensan algunos, sino
refrenamiento, sobriedad y control del ego. El acecho fue diseñado por los chamanes, hace millones de años, como respuesta al surgimiento de la forma humana. Desde entonces, lo que hacemos los buscadores del nagual es engancharnos a ese intento.

Acechar es fijar el punto de encaje, de modo que tengas la sensación de "despertar", pero no en el mundo de todos los días, sino en un mundo de tu elección - un mundo que escoges, no por apego o interés egoísta, sino por el ánimo del guerrero. Yo le dije al intento:
"quiero ir allí donde haga falta".

No olvides darle a tu ser el alimento apropiado. El primate del cuerpo necesita comida, agua y sueño. Tu campo energético se nutre de impresiones sensoriales, incluyendo las eróticas (destierra toda sugestión que inhiba tu libertad sexual). Tu campo emocional, de impresiones de calidad (tienes que refinarte en lo posible). Y tu campo mental, obviamente, se alimenta de información fidedigna. Esa es la base, lo demás lo platicaremos en sueños.
                                                                                            (De mi Maestro, el Nagual Yaok)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Que tu comentario sea respetuoso; que tu crítica sea constructiva..."