viernes, 11 de enero de 2013

LA ENERGÍA NO ES UN FLUIDO "MISTERIOSO"

La energía no es un fluido misterioso que vaya de acá para allá. La energía es atención. El universo no es un conjunto de objetos y fuerzas que se mueven en el espacio. Tanto los objetos como las fuerzas y el propio espacio, son interpretaciones que hacemos de la atención del águila.

Los centros energéticos, por supuesto, no son órganos literales, sino campos donde se concentra la atención, "desnatando" la realidad que percibimos para crear mundos completos. Por ejemplo, el centro sexual escoge, de entre un conjunto infinito de emanaciones, aquellas que interesan a su objetivo y construye un mundo de relaciones sexuales. Los centros son, por lo tanto, estaciones retransmisoras de la percepción.

Recuerda que el enfoque chamánico es irreductible, precisamente porque se apoya en lo que, para un ser perceptor, es la única realidad posible. Esa realidad, por supuesto, es de consenso. De modo que, otra forma de percibir a la energía y sus centros de colección, es como la estructura resultante de un determinado tipo de fijación del punto de encaje.

Para este asunto de la energía yo te aconsejo preguntarle a tu aliado, cuando lo tengas encima. Si te da alguna revelación que valga la pena, no dejes de avisarme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Que tu comentario sea respetuoso; que tu crítica sea constructiva..."