viernes, 11 de enero de 2013

LOS FALSOS MAESTROS

Los falsos maestros tienen la culpa de que haya tantos escépticos en este mundo

Esa es la triste realidad: los culpables del escepticismo NO son los escépticos, sino los falsos iluminados, los "místicos" sin escrúpulos, que aprovechan los medios de difusión para llenar el mundo de porquería pseudocientífica.

Esa gente es culpable de un crimen contra la humanidad, porque, como dijo Jesús, ni entran al Reino ni dejan entrar a los demás.

Lo peor es que, quienes se prestan para crear y difundir esa metralla, ni siquiera están conscientes de lo que hacen. Se dejan llevar por turbias intuiciones, o por el interés de capturar la atención ajena con cosas sensacionales. No saben que el peso de la desinformación se acumula, y es responsable de la deplorable condición en que vivimos.

En todas las épcoas ha habido dos tipos de gente: los creadores y los parásitos. Los primeros le entran al reto de la investigación y la corroboración, porque quieren pagar su deuda con la cultura. Los segundos se aprovechan del esfuerzo ajeno para sus intereses particulares.

Estamos en medio de una guerra entre las tinieblas y la luz, la dormidera y el despertar.

Te parece que los lideres idealmente deberian ser maestros tambien

"Líder", "maestro"... solo son palabras. La persona que pone un ejemplo, lidera y enseña al mismo tiempo. Ese ejemplo puede tener muchos grados y líneas de expresión.

El líder que mencionas, se involucra a tal grado con su realidad social, que se sacrifica por ella. Una muestra máxima de ese grado de compromiso, son los mesías.

¿Sabías que, en 10 años de misión, Zoroastro sólo hizo 1 discípulo? Después de eso murió desollado, pero su enseñanza elevó a un pueblo semisalvaje a las alturas del imperio persa, y todavía hoy modela al mundo, a través de las religiones bíblicas. Ese es un ejemplo máximo de liderazgo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Que tu comentario sea respetuoso; que tu crítica sea constructiva..."