viernes, 18 de enero de 2013

LOS SENTIDOS SON LÍMITES EN UN CAMPO ENERGÉTICO

Las ventanas que mencionas, esas estan fuera de espacio tiempo, porque a lo que entiendo por ventana es como un especie de holograma.
 

Las religiones y la ciencia moderna consideran que los sentidos son reflejos del mundo externo, es decir, órganos que fueron creados por Dios o que evolucionaron naturalmente para reflejar ESO que hay ahí fuera.

En la óptica chamánica el concepto es otro: los sentidos son límites en un campo energético, ventanas que nos permiten atisbar porciones de algo que no se puede describir apropiadamente con los términos "dentro" y "fuera", porque no somos lo que hay acá o allá, sino la ventana. Ser un individuo significa estar definido, limitado; y la única posibilidad de crecimiento para un individuo, es dejar de serlo.

Cuando tú percibes algo - por ejemplo, un sonido o un rayo de luz -, no creas que el fotón o la vibración sonora llegan directamente a tu cerebro. Tú
estás haciendo una interpretación de una sensación. Llamamos "mundo" a la suma de todas esas interpretaciones.
Lo que produce la sensación de que hay un mundo de tiempo y espacio ahí fuera y que, en consecuencia, también hay un sujeto aquí dentro, es el lapso transcurrido entre el contacto sensorial y el darse cuenta. Por ello, nuestra identidad se basa en la memoria - la facultad de organizar las experiencias en el tiempo.

La velocidad habitual del impulso nervioso propicia un estado de conciencia al que llamamos "realidad". Esa velocidad puede incrementarse con sustancias químicas o ensueño (que son lo mismo), dando como resultado un cambio esencial en la "realidad".

Si ello ocurre por accidente, la persona piensa que está enloqueciendo, porque no encuentra parámetros conocidos para definir la realidad. Su sensación de ser se desvanece y puede llegar al desmayo. Pero, si el cambio de estado se hace controladamente (es una disciplina que requiere años de práctica), entramos a otras áreas de percepción estables, con sus correspondientes descripciones.
Los chamanes hemos explorado varias capas de la cebolla cósmica, las cuales, en orden de sutileza e intensidad son:  el mundo de abajo, el mundo cotidiano o primera atención (en el que nos carteamos ahora), la conciencia acrecentada y la segunda atención o plano del ensueño. Hay listillos que hablan otras atenciones, pero es pura especulación mental.

La mejor técnica para incrementar la velocidad del flujo nervioso es ensoñar. Cuando aprendes a cobrar conciencia de que estás dormida y a trabajar con tus sueños, lo primero que te planteas es: ¿cómo puedo percibir si no tengo cuerpo? Al despertar, comienzas a sospechar el el mundo que te parecía dado por Dios o por el Big Bang, en realida es una construcción mental, es de la misma naturaleza que cualquier otro sueño.

Recuerda: llamamos "realidad" a un sueño compartido. Hay otras realidades, en las cuales podemos compartir con quienes ahí viven. El sentido de nuestra existencia es explorar las posibilidades de la conciencia, usando el darse cuenta como una avenida hacia la libertad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Que tu comentario sea respetuoso; que tu crítica sea constructiva..."