sábado, 5 de enero de 2013

PRIMERAS COMPUERTAS DEL ENSUEÑO

Nawiakatl, Maestro de Ensueño, nos deleita con esta serie fundamental para quien se adentra en este Arte, que es el sello de los naguales. Hay algunas intervenciones mías (JD) y de otros participantes.

El ensueño es la técnica básica de todo buscador de conciencia. Carlos Castaneda distinguió 7 etapas del ensueño a las que llamó "las 7 compuertas". En dos de sus conferencias las enunció como sigue:

1- Darse cuenta de que uno está dormido (verse las manos).
2- Despertar de un sueño en otro sueño (no en la vigilia).
3- Verse a sí mismo dormido.
4- Viajar a lugares concretos en ensueño.
5- Liberarse del reino inorgánico.
6- Liberarse de la rigidez del continuo espaciotiempo (salirse del tiempo lineal).
7- Vuelo libre por las avenidas de la conciencia.

El doble es una proyección mental que uno hace para poderse mover en un ámbito que, de otro modo, resultaría incomprensible. Allí no sólo nos encontramos a nosotros mismos, sino también otros elementos del tonal como Dios, "el molde humano". El ensoñador tiene que aprender a distinguir si un ser u objeto de la segunda atención es un reflejo o genera energía, y con cuáles de los seres que generan energía conviene establecer alianza.

Primera compuerta del ensueño: darse cuenta de que uno está dormido. Puede ser mediante el ejercicio de verse las manos en sueños u otro similar.

Comencemos por la C1 (primera compuerta): uno se va quedando dormido, pero el que "duerme" es el cuerpo, pues tu mente está consciente de todo y se siente una agradable sensación de pesadez muy descansada. Una languidez muy "rica" te cubre ...y el ojo de la mente ve, delante, una escena, un cuadro a todo color, de día, brillante pero... congelado o "detenido" como cuando pones "pausa" en tu reproductor de peliculas. En ese momento, te das cuenta que estás "dormido" pero "despierto". ¡Extraña paradoja! Entonces, tienes que darte la orden de verte las manos...

C1 es una compuerta fácil, se puede traspasar con la energía de todos los días. Cuando la traspasas ya estás del otro lado: el ensueño, y eso se siente como una intenso estado de emoción y gozo.
Se puede hacer de varios modos; el ejercicio más usual es el de verse las manos, pero también puede ser buscando un ojo, mirándose en un espejo, etcétera. El caso es que uno cumpla con lo que se propuso cuando está dormido. Eso refleja un grado incipiente, pero apreciable, de voluntad. Es la base de todo trabajo posterior.
Es dificil enfatizar lo suficiente la importancia de este ejercicio. Toda actividad cultural, religiosa o espiritual es NADA si no aprendemos a ensoñar. En el lenguaje alquímico al ensueño se le llama "La Gran Obra".
El ejercicio de verse las manos en sueños es muy antiguo, por lo fácil. Es el origen de esas manos que aparecen pintadas en las cavernas.

"En ese momento te das cuenta que estás dormido, pero despierto. ¡Extraña paradoja!"


En ese momento descubres que "despertar" es tomar el control del sueño, no vivir una vigilia a la que has sido arrojado involuntariamente. Cuando te decides a tener una vida volitiva, sientes que lo extraño y paradójico era el tiempo en que dormías y despertabas por mero precondicionamiento biológico. Yo le llamo a aquella forma de vida "el tiempo de orinarse en la cama". Yo llevo un diario del lado de allá. Antes llevaba también uno del lado de acá.

(Segunda Compuerta del Ensueño) "despertar de un sueño en otro sueño (no en la vigilia)". Ésta es una maniobra muy especializada que la pueden efectuar ensoñadores experimentados. Consiste, según mi experiencia (ojo) en efectuar tres acciones: la primera es que durante el primer ensueño, busques "dormirte" y comenzar a ensoñar. Ya en éste, "despertarse" y darse cuenta que estás en éste último.
 
La segunda acción es (desde el primer ensueño) utilizar un elemento de dicho ensueño para "despertarse" en otro ensueño. Por ejemplo, ensueñas que estás en un cine y te metes a la pantalla para salir a otro ensueño diferente. O una cueva o una puerta. Cualquier elemento del primer ensueño original (me refiero a cuando te acostaste a dormir) puede servirte de "vehículo" para trasladarte. En mi caso busco una cama, un sillón, un sofá o algo que me recuerde el acostarme...

La tercera acción es muy refinada: estando en el primer ensueño, formular el "intento" de querer desplazarte de dicho sueño a otro. En lo personal, muevo mi cabeza de derecha a izquierda y viceversa, pero solamente enfocando la mirada cuando llego al hombro correspondiente y respirando de "barredera" o sea, como cuando se recapitula: inhalo profundo y voy soltando el aire mientras volteo la cabeza hacia la izquierda. Llego en "vacío". Allí , enfoco la mirada en cualquier cosa por un brevísimo instante, vuelo a inhalar y regreso a la derecha. En menos de cuatro o cinco "intentos", de pronto te hallas en un sitio completamente distinto al que estabas. Cierta vez hasta me pude ver durmiendo en el sueño anterior...

La maniobra esencial es "regresar" al primer sitio en donde te acostaste... o elegir "despertar" en donde te dé la gana. Digamos, yo generalmente me acuesto a dormir en el DF, México, pero algún día podría elegir despertar en alguno de los 600 "mundos" que mencionó Don Juan. Un acto de ensoñador magnífico. Piénsenlo. Es uno de los "peligros" de adentrarse en el Arte del Ensueño...
¿Y cuando despiertas en sueños que ya habías tenido y te dices, en el sueño "mm, estoy otra vez aquí, es el mismo sueño" y te mueves dentro de ese sueño con más naturalidad, sorteando los obstáculos o redefiniendo situaciones? se puede decir que es posible ensoñar empíricamente o caer en ensoñación involuntaria? El detalle es que ese despertar es literal, es estar dentro del sueño

Cuando "regresas" a ensueños anteriores, ésa es una maniobra esencial llamada Acechar en el Ensueño. O sea, tal como el accionar el control de la TV o manipular el dial de una radio, "vuelves" una y otra vez a un ensueño específico, el cual tiene "algo" que te da predilección o solamente tú sabes porqué vuelves. Tu PE (Punto de Encaje) ya no se mueve erráticamente, sino que tu veteranía en el ensoñar es quien lo mueve a tu antojo. Entonces vas y lo "fijas" en donde quieras.

Sobre otra pregunta, mucha gente cae en ensoñación involuntaria o sueña empíricamente. Algunos de ellos hasta han creado sectas y religiones o están en el psiquiátrico pues no entendieron lo que "vieron". De ahí, la insistencia del Nagual Carlos de volverse conscientes del estar ensoñando adquiriendo "memoria de ensueño". Es una disciplina que puede comenzar por llevar un diario o algo así. Asimismo, es indispensable convencerse, "creer" o autosugestionarse de que ESTAMOS EN UN SOLO ENSUEÑO, y que la dualidad vigilia-ensueño, es falsa.

Como decía, es ilusión dividir o separar el "estar despiertos" (vigilia) o estar "ensoñando" (dormidos). El tema, amén de apasionante, es difícil de explicar. Sólo podemos partir de la experiencia personal, que varía con respecto a otros ensoñadores.

Lo que haces es mover tu PE en automático, algo que creo sólo las mujeres pueden hacer fácilmente. Los hombres, por carecer del "órgano del ensoñar" tenemos más trabajo...


Cuando yo comencé este tema, asumí que la mayoría o todos conocen la nomenclatura, pero igual se las recuerdo: "órgano del ensoñar" (matriz); "Punto de Encaje" (donde se reúnen o aglomeran o se agrupan, los trillones y trillones de filamentos luminosos que le dan "orden y coherencia" al mundo de todos los días). Cuando lo mueves, "alínea" otros conglomerados de emanaciones y "despiertas" en otras realidades, mundos o ensueños. Hay varios desplazamientos: hacia la "derecha", "izquierda", "arriba", "abajo" y "adentro" con respecto a tu Esfera Luminosa (tu "cuerpo" real).

El "crear" ya cae en la séptima o sexta Compuerta. Ahí ya eres Dios.
Un asunto importante con esta compuerta es que, para traspasarla, hay que hacer alianza con un ser inorgánico. La energía humana por sí sola no basta. Quienes han sentido que despiertan dos o tres veces sucesivamente, están teniendo una experiencia de segunda compuerta. Esta experiencia llega a su culminación cuando uno completa la maniobra de convertir la "vigilia" en un tipo especializado de sueño. Digamos que la vigilia es un sueño rígido.

Más nomenclatura: 1ra. Atención, "vigilia"; 2da. Atención, "ensueño". 1A y 2A, respectivamente.

Un acto supremo de ensoñación, en el cual el protagonista vive en "tiempo real" o sea, ha trascendido la ilusión de la 1A y la 2A. El que lo hace a propósito, o sea con conocimiento de causa, es un artista del ensueño. Mis respetos para él o ella.

Hasta ahorita me apareció la aportación sobre la "sociedad" que es un riguroso requisito para el Ensueño. Es la parte que no le gusta, asusta o frustra a muchos ensoñadores incipientes. Pero el tener un "aliado" puede llegar a ser algo fabuloso. Para los que gustan de las mascotas, un aliado es más fiel que mil perros juntos y te defiende más, si es necesario. El chiste es saber ser un buen "socio" con él. Tema polémico y no apto para pusilánimes

Me referí a la "sociedad" con un inorgánico. Una transacción "comercial" energéticamente hablando de enormes posibilidades. De hecho, si ya caíste en la cuenta que has podido efectuar o "pasar" la C1 y la C2, no lo habrías logrado sin un "Aliado". Tienes un socio y sería bueno que comenzaras a buscarlo y reconocerlo...juar,juar,jaur
Hay que tener en cuenta que en la segunda atención no hay guerreras y guerreros. Las distinciones de sexo son pertinentes al tonal. Lo que opera en el ensueño es la memoria, un impulso relicto que hace que quienes fueron machos y se lo creyeron, enfrenten ciertas dificultades. Esto he comprobado: por cada hombre que aprende a ensoñar, hay al menos una decena de mujeres. Pero también he visto que, más allá de la segunda compuerta, la proporción de varones y hembras es la misma.

Efectivamente, en la 2A no hay "género" aunque veas hombres y mujeres... Tan es así, que yo he visto andróginos y otros seres sin sexo alguno. Según las enseñanzas de DJM (Don Juan Matus) en el ensueño predomina la energía femenina y la masculina es muy apreciada, por lo escasa. Me pregunto si los machos no nos convertiremos en femeninos cuando andamos allí...El requisito de buscar un aliado puede ser peligroso, sobre todo para una conciencia que arrastra los mil y un pecadillos del tonal. Es por ello que, para un principiante, no es bueno ensoñar en seco; las plantas de poder son un escudo natural.

Es que muchas veces, es el Aliado el que te busca y te sigue por todos lados. Hay gente con una luminosidad natural sorprendente, muy "atractiva y sabrosa" para ciertas entidades. De ahí, el principiante (y bueno, todos) debe comenzar a quitarse esos "pecadillos" : traumas, complejos de supra e infra, creencias impuestas, drenajes energéticos, etc. Se le llama, a ese proceso, el Camino del GuerreroJesús expresaba ese concepto con el lenguaje de su época: "En el reino del cielo no se casan, pues son como los ángeles". Lo que, de paso, establece una identidad: el reino del cielo es la segunda atención.De ahí su advertencia: "el reino es como una gran piedra. Será mejor que no caigas sobre ella, pues puedes romperte un hueso. Y mejor todavía si ella no te cae encima". Cuando el ensueño se pone "sabroso", comienza a ser insorportable para la racionalidad. En ese momento, poder decirse: "es sólo el efecto de una planta", puede ser la diferencia entre cordura y locura. Claro que, más allá de un cierto punto, hay que abstraer la planta.
Los seres inorgánicos proyectan sentimientos: amor, afecto, cosas así. De ese modo amarran la conciencia humana, pues uno quiere más de lo que le gusta. Un ensoñador es uno que controla su sueño. Lo ideal es no enredarse en situaciones emocionalmente adictivas.Es bueno cuestionar en el ensueño, no todo lo que brilla es oro. Además, si quieren algo de ti, seguramente vendrán con una proposición cariñosita. Lo mejor es ir poco a poco y con sobriedad, no ceder al ensueño lúcido, ponerse una meta y cumplirla. Lo que importa no es qué tanto experimentamos del lado de allá, sino cuán volitivos somos. Un ensueño sobriamente conducido tarde o temprano llama la atención del nagual, quien toma las riendas.


(Tercera Compuerta del Ensueño). "Verse a sí mismo dormido". Ocurre frecuentemente, incluso saltándose las dos primeras compuertas. Cuando yo me vi dormido, al principio no me reconocí y la emoción al hacerlo fue tan grande que me desperté, salté de la cama y me paré justamente en el sitio en donde me estaba viendo momentos antes. Es una experiencia sumamente energética pues te da enormes ánimos para seguir adelante.
También, el "verte" allí dormido, te hace filosofar sobre ¿quién está viendo? Porque supuestamente YO soy aquel en la cama... En cambio, el observador de ensueños es más poderoso, se mueve más rápido (instantáneamente), y transgrede las leyes de la gravedad y otras que solamente inciden en la 1A.
Por eso siempre decimos que un Nagual es un Transgresor de Leyes... de cualquier ley.

Ver o tocar el propio cuerpo dormido te enseña que el cuerpo es una visión, tal como otras de ensueño. Eso es abstraer el cuerpo y, con ello, el mundo físico. Sólo existió en nuestra imaginación. Nota: hay que tener energía extra para acometer este tercer paso del ensueño.
También hay que aclarar que este paso implica una alianza con un Ser Inorgánico. Es mejor estar conscientes de ese tipo de alianza...

Efectivamente, la fijeza del PE produce "ilusiones" como tener cuerpo, estar en México o en la Tierra, creer que estás rodeado de "amigos y familiares, gente que te quiere" y otras muletas de simio. Realmente, ante el Infinito estamos solos y nos tenemos que mover y defender por nuestra propia cuenta. 

4 comentarios:

  1. hola julio como estas? bueno mi nombre es luciano y estoy muy interesado en este tema, en realidad hace un par de meses estoy interesado en el ser humano como ser de luz, y buscando informacion me tope con una mujer, que al preguntarle acerca de que si los sueños tenian que ver o no con nuestra escencia, o si eran solo cuestiones mentales o psiquicas me dio un autor para leer, CASTAÑEDA y el arte de ensoñar, la verdad comence a leer y llegue hasta aqui y como que me parecio mas didactico.
    Bueno te cuento tengo 34 años y desde que tengo uso de razon sueño y soy conciente que estoy soñando, tengo 5 o 6 sueños que son mis favoritos y que me dan una sensacion de paz, algunos tienen que ver con la noche y ciertos lugares donde me fscina la iluminacion, ya sean carteles luminosos, barcos luminosos etc, otros tienen mas que ver con paisajes con mucho verde que llego alli volando, o playas que llego alli volando tambien. (aqui es de dia y me encanta que el sol este en determinada posicion) mis sueños p´referidos se repiten, suelo estar conciente y a veces estoy en el sueño y me pregunto que puedo soñar ahora, y creo paisajes a veces que soy el artista de un gran concierto, y cuando entro a escena si el lugar no me gusta lo voy moldeando a mi gusto aunque a veces me cuesta, se cuando estoy por despertar, por que comienzo a ver un poco mas difuso u oscuro el sueño.. y puedo estar soñando algo y termino soñando otra cosa que nada que ver, y a veces me sorprende cuando mi sueño es lineal, como que fuera en tiempo real.
    Queri que me aconsejaras si es posible, o que me dijeras que pensabas ya que recien ayer comence a leer este libro y en mi primer sueño pude ver facilmente mis manos, y tambien senti como 4o 5 trompadas en mi espaldas o sacudones y eso me asusto un poco. desde ya espero alguna respuesta, ya que necesito alquien que me de una manito mas alla de los textos.. desde ya muchas gracias por tu atencion.

    ResponderEliminar
  2. El apellido del Nagual es Castaneda (sin "ñ"). En pocas palabras, estás apenas empezando tu camino en el Ensoñar, que es el "sello" de los naguales. De hecho, el sujeto del ensueño (o sea tú) es el Nagual en esos momentos. Sólo te falta adquirir más experiencia, más sobriedad, más desapego. No busques éxito, ni tomes en cuenta "fracasos". Disfruta cada ensueño, busca el conocimiento y no pierdas la curiosidad, pero siempre con prudencia e impecabilidad en tu actuar onírico. "De este lado", abandona malos hábitos, vicios, y toda clase de acciones que te quiten energía. Sé impecable en cada acto de tu interactuar tanto con la gente, como con tu entorno. Eso te hará más "liviano" para ensoñar.

    ResponderEliminar
  3. Para el que se autodenomina Don julio solo decirle: déjate de hablar pavadas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo de las "pavadas": yo jamás me autodenominé así. Fue la gente la que me dio el título por varias razones. Una de ellas es que estoy cincuenteando mucho muy cerca de los sesenta. O quizá por esa y otras razones que se ve que te molestaron. Lo lamento, ya soy "Don" y no hay forma de evitarlo, juar,juar,juar.
      Por otro lado, sería bueno que especificaras claramente cuáles son las "pavadas" (idioteces, para los mexicanos) a las que te refieres. Saludos y gracias por leerme.

      Eliminar

"Que tu comentario sea respetuoso; que tu crítica sea constructiva..."