miércoles, 16 de enero de 2013

"PROCESOS MENTALES" EN ANAHUAC

Cuando hablamos de "transmisión mental", por lo general nos referimos a una de las facultades de la mente: pensar. Pensar es manejar ideas. Las ideas son símbolos. Los símbolos se transmiten a través de medios materiales como la palabra, la escritura, la música, el dibujo, la expresión corporal, etc.

Los medios y símbolos pueden ser muy sutiles. Por ejemplo, si miras fijamente a una persona de mente débil, sus pensamientos salen a flor de piel. De pronto, parece que estamos "sintonizando" su mente pero, en verdad, estamos haciendo lectura rápida y, tal vez, subconsciente, de sus señales corporales. También es fácil inducir a dicha persona a pensar ciertas cosas y presentar el resultado como ejemplo de telepatía.

La cuestión es: ¿puede transmitirse la mente sin un medio de transmisión? Para resolverla, primero hay que deslindar significados. La palabra "mente" es demasiado genérica, recoge todo tipo de funciones que a veces se relacionan con el cerebro, otras con la memoria celular o con funciones específicas de otros órganos.

Precisamente en este punto vienen en nuestro auxilio lenguas como el sánscrito o el nawatl que, por pertenecer a culturas alejadas de la nuestra, nos dan otra visión del ser humano - lo cual nos permite apreciar lo esencialmente humano detrás del fenómeno cultural.

En nawatl no existe un término equivalente a "mente". En cambio, hay multitud de nombres específicos para procesos que nosotros calificamos de "mentales", como:

- Yelistli, sentido de ser
- Mati, pensar o saber
- Tlayolipanti, ser consciente
- Moyolipanti, autoconsciencia
- Semitta, atención
- Ishtilistli, percepción
- Tonamechilistli, sensación
- Machilistli, interpretación
- Ilnamikoka, memoria superficial o reciente
- Namiki, memoria profunda
- Tlachia, visión (en sentido chamánico)
- Yollotlamati, intuición
- Teotlaneshti, iluminación espiritual

Nuestra cultura es aún muy novata en esto de explorar la mente humana. Por ello, nuestro vocabulario es reducido y ambiguo, lo cual genera espejismos. Prueba de ello, es la forma tan ingenua como se describen y conducen los experimentos parapsicológicos. Para salir de dudas sobre el potencial de la mente, nada más útil que estudiar lo que pensaron al respecto las civilizaciones del pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Que tu comentario sea respetuoso; que tu crítica sea constructiva..."