viernes, 11 de enero de 2013

SOY PROFUNDAMENTE ESPIRITUAL

Soy profundamente espiritual, a pesar de que no creo en Dios. Si la espiritualidad dependiera de la creencia en un Ser Supremo personal, entonces los budistas, hinduístas, taoístas, confucionistas, toltecas y demás pueblos que no tenían o tienen esa creencia, no habrían podido ser espirituales.

Dios es una creencia. La espiritualidad es una experiencia. Tú dices "yo creo" mientras no has experimentado, pero, una vez que experimentas, entonces dices "yo sé".

¿Es posible experimentar a Dios? No, porque, por definición, a Dios se llega a través de la fe, es decir, de la aceptación de aquello que aún no se ve. Es un error muy común de los creyentes, pensar que sólo ellos tienen el patrimonio del espíritu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Que tu comentario sea respetuoso; que tu crítica sea constructiva..."