martes, 15 de enero de 2013

¿TENEMOS UN "CUERPO" O NO?

Respecto a si esas entidades son incorpóreas o no, una pregunta: ¿somos corpóreos nosotros? Imagina que sueñas que tropiezas, caes y te das un papirotazo en la frente. Tanto el suelo como el golpe te van a parecer "corpóreos" pero, ¿lo son?

Corporeidad, fisicalidad, materia, son definiciones que hacemos a partir de experiencias, y estas son siempre limitadas. El mundo que está un paso más allá de nuestros sentidos sigue siendo un absoluto misterio.

Si un sueño, un psicoactivo, un estímulo eléctrico del cerebro, una fiebre o un poco de hambre nos permiten tener experiencias de corporalidad, aún sin un agente objetivo, ¿qué pruebas tenemos de que el mundo en que creemos vivir está realmente ahí?

¿Existe el Universo o lo creamos en este mismo momento por consenso colectivo? Hay un modo - y sólo uno - de resolver ese asunto. Pasa por el abandono del yo, es decir, de todo "punto de vista".

Objetivo es cuando hacemos referencia al objeto de conocimiento en sí mismo

La definición de "objeto" no puede ser objetiva, pues entraríamos en el problema filosófico de la petición de principio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Que tu comentario sea respetuoso; que tu crítica sea constructiva..."