jueves, 21 de febrero de 2013

FILÓSOFO TOLTECA DON JUAN MATUS 06 "El camino del Guerrero"

La vida de un guerrero no puede ser fría y solitaria porque se basa en su devoción hacia su ser amado, su predilección: la tierra, este mundo. No hay amor más grande para un guerrero. Un guerrero siempre está alegre porque su amor por la tierra es inalterable; y la tierra, que comprende y está viva hasta en sus últimos resquicios, le corresponde. (RDP)

Cuando uno no tiene nada que perder se vuelve valiente. Somos tímidos en la medida en que nos queda algo a lo que aferrarnos. (SAP) "El segundo anillo de Poder"

Un guerrero no busca consuelos. (SAP)

Un guerrero no deja nada al azar. Si tiene una intención inflexible acaba por alterar el curso de los sucesos a su favor. (SAP)

Un guerrero sabe que no puede, que no le está permitido cambiar. La única ventaja que un guerrero tiene sobre un hombre corriente es que un guerrero no se decepciona cuando fracasa en una tentativa de cambiar. (SAP)

Todo lo que le sucede a un guerrero debe interpretarse como un presagio. (SAP)

Los guerreros deben vivir en armonía y ayudarse y protegerse mutuamente porque están solos en el mundo. (SAP)

Los guerreros siempre tienen una oportunidad, no importa cuán pequeña sea. (SAP)

Aunque sabemos que no podemos cambiar por más que lo intentemos, un guerrero ha de ser impecable en su esfuerzo por cambiar. Un guerrero impecable sobrevive, siempre. (SAP)

Un guerrero se da cuenta de todo. Esa es su peculiaridad. (SAP)

Un guerrero come en silencio, y lentamente, y muy poco cada vez. (SAP)

Un guerrero camina muchos kilómetros cada día. (SAP)

El arte del guerrero consiste en estar fuera de todo y pasar desapercibido. (SAP)

Lo más difícil del mundo para un guerrero es dejar ser a los demás, no pretender ayudarles. Sólo un vidente que ha perdido la “forma (humana)” puede ayudar a los otros. Hay que tener confianza en que los demás también son guerreros impecables; y si no lo son, nuestro deber es ser impecables y no decir palabra. (SAP)

La posición natural del guerrero es de cara al Norte. (SAP)

Un guerrero rompe sus rutinas. Y un guerrero sabe que todo hábito requiere de todas sus partes para funcionar. Así que si hace desaparecer alguna de esas partes, el hábito se desarma. (SAP)

Sólo se escoge una vez. Elegimos ser guerreros o ser hombres corrientes. No existe una segunda oportunidad. No sobre esta tierra. (SAP)

Un guerrero actúa en consonancia con las señales del mundo. Y siempre toman el primer suceso de una serie como el bosquejo o el mapa de lo que a continuación va a desplegarse ante ellos. Como un presagio fundamental. (SAP)

Un guerrero sabe que espera y sabe qué cosa espera, así que mientras espera deleita sus ojos en el mundo. La máxima hazaña de un guerrero es el gozo. (EDA) "El don del Águila"

Los guerreros impecables son seres solitarios. Sus contactos con la gente son siempre de uno en uno. (EDA)

El destino de un guerrero es inalterable. El desafío consiste en cuán lejos puede uno llegar dentro de esos rígidos confines, y qué tan impecable puede uno llegar a ser. Si hay obstáculos en el camino, el guerrero intenta, impecablemente, superarlos. Si encuentra dolor  y privaciones insoportables, el guerrero llora, sabiendo que todo su llanto no le servirá absolutamente para nada. (EDA)

Los guerreros no son espirituales, sino seres muy pragmáticos. (PM)

Para navegar auténticamente por lo desconocido hace falta una actitud osada, nunca temeraria. Para conseguir el equilibrio entre la audacia y la temeridad, el guerrero debe mostrarse muy sobrio, precavido, hábil, y manifestar una excelente forma física. (PM)

Un guerrero ha de ser completamente humilde, y no cargar con nada que tenga que defender. (EDA)

Un guerrero jamás pierde la cabeza bajo ninguna circunstancia. (EDA)

Un guerrero no puede ser sitiado, puesto que no tiene posesiones que defender. (EDA)

Los guerreros no tienen vida propia. A partir del momento en que comprenden la naturaleza de la conciencia dejan de ser personas, y la condición humana ya no forma parte de su visión. Lo único que cuenta es su deber como guerreros. (EDA)

Un guerrero no puede llorar. Su única expresión de angustia es un estremecimiento que viene de las profundidades mismas del universo. El estremecimiento del guerrero es infinito. (EDA)

Un guerrero impecable nunca planea nada por adelantado, pero sus actos son tan decisivos que parece como si hubiera calculado de antemano cada detalle. (EDA)

Un guerrero es en esencia un ser capaz de la máxima disciplina y control sobre sí mismo.(EFI)
El miedo es muy valioso para los guerreros: les impulsa a aprender. Eliminar el miedo es un error que no tiene sentido. Es preferible eliminar nuestros cómodos esquemas. (EFI)

Un guerrero aprende a tener miedo sin estar aterrado. (EFI)

En la vida de los guerreros es extremadamente natural el estar triste sin ninguna razón aparente, ya que, como campo de energía, el huevo luminoso presiente su destino final cada vez que se rompen las fronteras de lo desconocido. (EFI)

La libertad tiene las más devastadoras implicaciones; entre ellas está la implicación de que los guerreros deben buscar intencionadamente el cambio. (EFI)

Un guerrero ha de cultivar una despreocupación y un desinterés supremo. Un guerrero ama la libertad por encima de todo. (EFI)

El recibir una oportunidad de volver nuevamente al misterio del mundo resulta a veces demasiado para los guerreros, y sucumben; les asalta en su camino lo que podíamos llamar “la gran aventura de lo desconocido”. Olvidan la búsqueda de la libertad, olvidan ser testigos sin prejuicios. Y con un gozo ciego, se hunden en lo desconocido. (EFI)

En el camino del guerrero es muy fácil perderse en complejidades. Los videntes se enfrentan a grandes enemigos que pueden destruir sus propósitos, enturbiar sus objetivos y debilitarlos; enemigos creados por el mismo conocimiento que los guerreros buscan, aunado al sentido de indolencia, imprudencia e importancia personal, que son partes integrales del mundo cotidiano. (EFI)

Un guerrero no tiene nada que temer. (EFI)

Un guerrero no se aventura en lo desconocido por codicia sino por amor, amor al conocimiento, a la vida, a la intriga, al misterio. Para ser guerrero hay que tener una curiosidad
insaciable y una montaña de agallas. (EFI)

Un guerrero solo piensa en los misterios de la conciencia; ésa es su única obsesión, su único desvelo. El misterio es lo único que importa. Somos seres vivos; tenemos que morir y abandonar nuestra conciencia. Pero si pudiéramos cambiar tan solo un matiz de eso ¿qué misterios nos estarían aguardando? (EFI,310)

No hay nada pendiente, no hay ninguna prisa en la vida de un guerrero. (VAI)

Para lograr éxito en cualquier empresa el guerrero debe ir muy despacio, con mucho esfuerzo, pero sin tensiones ni obsesión. (RDP)

La libertad es muy cara, pero para un guerrero el precio no es imposible. (RDP)

Las dos cualidades básicas de los guerreros son: el esfuerzo sostenido y el intento inflexible. (EFI)

También otros seres vivientes, como los árboles o los animales, pueden hacerse guerreros. (ECS)

La libertad es aterradora para todo el que no sea un guerrero. (EFI)

Un guerrero no puede compartir sus experiencias de vidente con otras personas, pero sí con otros guerreros. (EFI)

En el camino del conocimiento hay peligros incalculables para quienes carecen de sobriedad y serenidad. (EFI)

Para poder seguir el camino del guerrero uno tiene que ser muy imaginativo. Todo está oscuro, y la claridad cuesta muchísimo trabajo, muchísima imaginación. (EFI)

No hay una segunda oportunidad para los guerreros. El pájaro de la libertad tiene muy poca paciencia con los indecisos. (EFI)

Desde el momento que los guerreros son incapaces de sentir compasión por sí mismos, tampoco pueden sentir compasión por nadie. (ECS)

Para un guerrero todo comienza y termina en sí mismo. Sin embargo, su contacto con lo abstracto le hace superar sus sentimientos de importancia personal. Así, el yo se convierte en algo abstracto, algo sin egoísmo. (ECS)

El hombre común y corriente actúa solo si hay alguna oportunidad de beneficiarse. Los guerreros, por otro lado, actúan, no por el beneficio propio, sino por el espíritu. (ECS)

Un guerrero no hace nada solo por divertirse. (ECS)

Un guerrero necesita belleza y moralidad para no convertir la videncia en hechicería.(ECS)

No importa en absoluto cuál sea el destino para un guerrero siempre y cuando lo enfrente con un abandono total. (ECS)

Un guerrero es en esencia un ser implacable, de recursos muy fluidos y gustos y conducta muy refinados, en parte para que nadie sospeche su frialdad. (ECS)

Las razones del guerrero son muy simples, pero de extremada finura. (ECS)

La lucha de un guerrero es la lucha total contra el ego, contra ese yo individual que ha privado al hombre de su conocimiento silencioso y de su poder. (ECS)

La morbidez es la antítesis de la oleada de energía que necesita un guerrero para alcanzar la libertad. (ECS)

Los guerreros jamás pueden tender un puente para reunirse con la gente del mundo. Los guerreros no buscan ni se acercan a nadie. (ECS)

El temple de un guerrero está en ser humilde y eficiente. Si no actúas impecablemente, si te impacientas o te desesperas, serás cortado sin misericordia por “los tiradores de lo desconocido”... (RDP)

El único modo de contrarrestar el devastador efecto del mundo del guerrero es reírse de él.(RDP)

Las mujeres están ligeramente mejor equipadas que los hombres para el camino del conocimiento, para ser guerreras. (RDP)

No hay futuro. Para un guerrero solo existe el aquí y el ahora. (RDP)

Por encima de todo, lo que realmente necesita un aprendiz es sobriedad y fuerza: seguir el camino del guerrero. (RDP)

Solo hay un asunto que no está decidido en la vida de un guerrero: qué tan lejos puede uno llegar en el camino del conocimiento. (RDP)

La lucha que cada guerrero libra contra su propio ser dura toda la vida. (SAP)

Los seres humanos están dominados por fuerzas que los empujan en todas direcciones, y el arte del guerrero no consiste en elegir, sino en ser lo bastante sutil para aceptar. (PM)

Los guerreros de la libertad total eligen el momento y la manera en que han de partir de este mundo. (EFI)

Un guerrero es una unidad de combate tan afinada que no necesita de nada supérfluo para sobrevivir. Los videntes toltecas se aseguraron de incluir, en su código de conducta, cualquier cosa previsible. El resultado final es un luchador que lucha solo y que extrae de sus propias silenciosas convicciones todo el impulso que necesita para seguir adelante, sin quejas, sin necesidad de regalos ni reconocimiento, ni de ser apoyado con palabras o con actos, ni de recibir consuelo o incentivos. (RDT) "La Rueda del Tiempo"

El camino del guerrero es la obra maestra de los chamanes del México antiguo, su aportación más importante, la esencia de su sobriedad. El camino del guerrero lo es todo. Es el arquetipo de la salud física y mental. (RDT)

Un guerrero nunca subestima o sobreestima nada. Es un luchador callado y disciplinado, cuya elegancia es tan extrema que nadie, no importa cuánto se esfuerce por descubrirlo, encontrará la costura donde se une toda esa complejidad. (LAI) "El lado Activo del Infinito"

Como un guerrero nunca tiene tiempo que perder, siempre se concentra totalmente en lo que tiene enfrente. (LAI)

La tristeza, para los guerreros, tiene una dimensión especial. Para ellos no es una emoción humana sino una fuerza perenne que proviene del universo, como el intento, y que actúa de manera especial sobre los guerreros porque estos ya no tienen escudos de defensa. Ya no pueden esconderse detrás de sus amigos o de sus estudios, del amor o del odio, de la felicidad o la desgracia. No pueden esconderse detrás de nada. (LAI)

Un guerrero siempre mira al hombre con quien está jugando el tira y afloja de la cuerda. No tira simplemente de la cuerda. Un guerrero levanta la vista y le mira a los ojos. Así sabe que es un hombre, igual a él. (LAI)

Una de las artes más elevadas del guerrero es saber cuándo detenerse. (LAI)

Los guerreros no dejan cuentas pendientes. No es que vayan a poder pagarlas por completo, no, pero tienen que hacer un gesto. (LAI)

El toque del guerrero es muy ligero, aunque muy cultivado. Su mano empieza como mano de hierro, pero se convierte en mano de duende, una mano de telaraña. Los guerreros no dejan señas ni huellas. (LAI)

La libertad tiene su lado difícil. Pues el Poder siempre nos pone en la terrible posición de tener que escoger. Queremos el Conocimiento, pero a la vez queremos huir de él. E igual nos pasa con casi todo. Sería mucho más fácil si estuviéramos obligados a seguir una determinada opción. (LAI).

Por otro lado, a un nivel más profundo, es el Espíritu el que escoge. Y el arte del guerrero es entonces el de tener la habilidad de moverse a la más ténue insinuación, el arte de asentir a todo comando del infinito. Para hacer eso, el guerrero necesita destreza, fuerza, y sobre todo, sobriedad. Esos tres puntos juntos dan como resultado ¡la elegancia! (LAI)

Un guerrero no le echa la culpa a los demás. Cualquier idiota puede juzgar, y si los juzgas, sólo puedes recibir lo peor de ellos. El desafío de un guerrero es aceptar a la gente como es, y dejarlos en paz. (LAI)

La filosofía del guerrero guarda cierto paralelismo con algunas de las más profundas escuelas marciales del lejano oriente, que también intuían en el universo su naturaleza trascendentalmente hostil. En este sentido, gozamos de un punto de referencia. Pero la riqueza, la elegancia y la cohesión interna del camino del guerrero le convierten en una preceptiva tan independiente que pone en evidencia las condicionadas limitaciones con que nos privamos de las inmensas posibilidades de incorporar a nuestras vidas una verdadera ética, una auténtica filosofía moral.

De hecho, la ética guerrera, sin hacer uso, ni siquiera de una forma subliminal, de los medulares conceptos de Dios o el Diablo, el premio o el castigo, cifra nuestra esperanza de salvación en la calidad de nuestra confianza en nosotros mismos y en la estrategia de nuestra lucha para con nuestras debilidades, lo cual es un verdadero y oportuno regalo para la psicología actual. Se acabó para siempre la resignación, la claudicación, los sacrificios. Los pesares de la vida ya no son maldiciones inevitables. Ahora son desafíos. Todo es una lucha, todo es un reto, y no hay nada fuera del alcance de nuestro poder personal. Los nuevos videntes, en realidad, pusieron un énfasis especial en crear un sistema de conducta que estuviera al nivel, y a resguardo, del tremendo poder del conocimiento que manejaban los antiguos videntes, y de ahí su prioridad absoluta en cualquier exposición.

Hacerse guerrero es el primer, fundamental e insustituible paso en el titánico camino del conocimiento. El resultado es de una belleza y fuerza quizás superiores a cualquier otra ética o religión conocidas, incluso las más agudas filosofías de las artes marciales orientales. El camino del guerrero es una aportación tan enorme para la humanidad, que por sí solo justifica toda la obra de Castaneda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Que tu comentario sea respetuoso; que tu crítica sea constructiva..."