sábado, 23 de febrero de 2013

FILÓSOFO TOLTECA DON JUAN MATUS "La Impecabilidad"

LA IMPECABILIDAD

La impecabilidad es lo único que cuenta en el camino del conocimiento. (EFI) 

La impecabilidad es el uso adecuado de la energía. Sólo ahorrando energía nos hacemos impecables. (EFI) 

El ahorro de energía, la impecabilidad, lleva inevitablemente a la sobriedad, y esto hace moverse al punto de encaje. Por eso los nuevos videntes creían que los hombres impecables no necesitan guía. Solo necesitan estar mínimamente conscientes de sus posibilidades para hacer todo lo que hacen los videntes. (EFI) 

La impecabilidad, la energía, es lo que decide la reacción del guerrero que mueve su punto de encaje (quizás irreversiblemente): los guerreros impecables no pierden la razón. Permanecen intactos. Pueden estar viendo mundos horribles, y nadie lo notaría. (EFI) 

La impecabilidad no es moralidad, es acumular energía; la única forma de ahorrar energía. (ECS) 

El brujo lleva una vida impecable, y eso parece atraer la solución; ¿por qué?, nadie lo sabe. (ECS) 

La impecabilidad es, simplemente, el mejor uso de nuestro nivel de energía. Naturalmente, requiere frugalidad, previsión, simplicidad, inocencia y, sobre todas las cosas, requiere la ausencia de la imagen de sí. (ECS) 

La impecabilidad renueva el poder personal del guerrero. (RDP) 

La impecabilidad es hacer lo mejor que puedas en lo que sea. (RDP) 

La clave de la impecabilidad está en saber que no tenemos tiempo. (RDP) 

A un guerrero le resulta mucho más fácil salir adelante en condiciones de máxima tensión que ser impecable en circunstancias normales. (EDA) 

El proceso de invalidar la continuidad de la vida cotidiana es llamado por los nuevos videntes la "muerte simbólica", o el "boleto para ir a la impecabilidad" (ECS) 

Todo lo que se requiere es impecabilidad, eso es energía. Todo comienza con un solo acto que tiene que ser premeditado, preciso y continuo. Si este acto se lleva a cabo por un período de tiempo largo uno adquiere un sentido de “intento inflexible” que puede aplicarse a cualquier cosa. Si se logra ese intento inflexible el camino queda despejado. Una cosa llevará a otra hasta que el guerrero emplee todo su potencial. (EFI) 

Lo que verdaderamente necesitamos es sobriedad, y nadie puede dárnosla, ni ayudarnos a obtenerla, salvo nosotros mismos. Así que al fin y al cabo, el procedimiento para llegar al "cuerpo de ensueño" es la impecabilidad en nuestra vida diaria. (EFI) 

Los brujos no piensan en el provecho personal. Como sus actos son guiados por la impecabilidad, no pueden enojarse ni desilusionarse con nadie. (ECS) 

Ser impecable quiere decir poner tu vida en el tapete para respaldar tus decisiones, y hacer lo mejor de lo mejor para llevar a cabo esas decisiones. Si no hay decisiones en tu vida, la estás simplemente desperdiciando de una manera pueril. (ADE) 

Cultiva el abandono, la frialdad y la audacia. En otras palabras, sé impecable. (ECS) 

El núcleo fundamental del camino del guerrero es el concepto de la impecabilidad, que obviamente es hacer las cosas lo más perfectamente que puedas. Limpiamente, con estilo, con elegancia y gentileza, con puntualidad y precisión, con humildad y eficiencia. Con plena conciencia del aquí y ahora, concentrado en lo que estás haciendo, manteniendo el silencio interno. La impecabilidad está intrínsecamente ligada a la conciencia con que realizamos nuestros actos y con que conocemos la naturaleza de nuestras debilidades. Su noción es inseparable del “ahorro de energía”, que es a fin de cuentas el propósito primordial de todos los procedimientos de la brujería. Al final, la impecabilidad acaba siendo entendida como una esencia; el espíritu que destilan los actos de un guerrero imbuido de poder. Quizás la luz que exhala la voluntad misma de las emanaciones del Águila. 
La impecabilidad es la marca del guerrero en la medida en que, vencido y anulado su ego, refleja con trasparencia la perfección del Espíritu, de la Inteligencia Suprema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Que tu comentario sea respetuoso; que tu crítica sea constructiva..."