jueves, 15 de agosto de 2013

ANTI-NAGUALISMO: FILTROS NATURALES 0021


Un nagual mueve y alinea su PE con el Intento y después lo fija. Existen dos formas de hacerlo. La primera utilizando sus estados de ánimo; esto es que como a estas alturas ya es un ser con desatino controlado pragmático, puede manipular la alegría, la tristeza, la rabia, el miedo, el dolor, etc. para conseguir el desplazamiento del PE a donde su voluntad lo desee.

En la segunda forma, el nagual evoca e invoca ese Poder Impersonal que siempre está a su servicio declarando su intención. Instantáneamente entra en Silencio Interior (o sea, interrumpe a propósito el diálogo interno) y el intento del Águila, o del Infinito, o del Poder Impersonal (¡tiene tantos nombres y ninguno lo puede definir en su totalidad!) es el que desplaza el PE a un determinado punto de su preferencia.
Son maniobras de naguales de elevada estatura "espiritual" y con muchas horas de "vuelo" en Ek Way Nal, la 2da. Atención o como vulgarmente se le conoce, el Ensueño...

En nuestro linaje, nos comparamos con pilotos que tienen que volar muchas veces en -y con- las alas del intento en estados de ensoñación pura. Exige esto mucha práctica, perseverancia y una disciplina in extremis. En el nagualismo los débiles y pusilánimes no son aceptados; son descartados rápidamente. Por eso, el Nagual sólo admite Guerreros; mujeres y hombres dispuestos a entregar todo su Ser despiadadamente y sin contemplaciones. 
Resulta entonces, que el Nagualismo no es para todo el mundo, pero paradójicamente está presto a acoger en su seno a quien realmente tenga extraordinaria fuerza de voluntad.

Los que no lo logran (lo he dicho muchas veces) optan por quedarse ya completamente inmersos -"atornillados y remachados", diría yo- en el Tonal o 1a. Atención o "el mundo de los estados sólidos" o la Vigilia o Estupidez Cotidiana y elegir caminos masticados, deglutidos y re-vomitados por otros, preparándose para morir y ser devorados por Esa Inmensidad. Algunos se resienten tanto en su fracaso, que se vuelven (según ellos) en enemigos acérrimos de los naguales y nagualistas y además, intentan arrastrar en su caída a cuanto incauto desprevenido los lea o escuche. 

En mi linaje, les llamamos "Guardianes del Fracaso" o "Barreras Naturales" o "Filtros de la Estupidez Cotidiana". En el Nagual, si alguien logra burlar, eludir, traspasar o derribar dicho obstáculo, se le reconoce como un potencial nagual u Hombre de Conocimiento. (Don Julio)

2 comentarios:

  1. maravilloso, como dice muchas formas de decir esto, pero ninguna en su totalidad

    ResponderEliminar
  2. Así es. El nagualismo es un Camino de responsabilidad, disciplina, un intenso amor que rebasa todas las barreras, cotidianidades y mezquindades y una voluntad férrea ante todo tipo de agresiones. Pocos naguales sobreviven...

    ResponderEliminar

"Que tu comentario sea respetuoso; que tu crítica sea constructiva..."