miércoles, 14 de agosto de 2013

EL ARTE DEL INTENTO 0017



El aspecto del Intento

Se realiza cuando el PE (punto de encaje) se desplaza en un estado de percepción intenso. Esto hace que los filamentos luminosos no usados u ocultos relacionados con la información y las experiencias, se enciendan. El nagual, en dicho estado, accede al recuerdo vívido e intenso de sus experiencias, con la capacidad de elegir cuáles quiere revivir/recordar o cuáles no. Esto es: el PE se "estaciona" justo en la posición precisa en que se encontraba al ocurrir el evento.

El influjo del Intento 

Se refiere a cuando el nagual entra en relación con el intento del Águila para realizar sus propios entendimientos. Igualmente, el nagual utiliza este influjo para obrar cambios en la percepción de los discípulos a su cargo. Los pasos son dirigirse al intento con el corazón (aperturándose al sentir) y con los gestos. Recordemos que éstos últimos son aquellos actos puramente espontáneos de extrema generosidad y agudeza. Un nagual, embebido de este intento, logra resultados sorprendentes en sus relaciones con los magos negros (MN), que así se les denomina a los no-naguales.

El ver del Intento 

Tal como dice la frase, éste ver se consigue cuando el nagual ve las emanaciones del Águila moviendo el PE al sitio apropiado. A esto se le conoce como "parar el mundo" o sea, detener completamente el intenso flujo de las emanaciones tonálicas normales que, pardójicamente, nos impiden ver la realidad tal cual es.

El efecto del Intento 

Es el resultado de ir perdiendo terreno en el Tonal lo que instantáneamente le cede terreno (expande) la percepción del Nagual. No olvidar que llamamos Tonal a TODO aquello que nos impide percibir al Nagual: realidad únicacotidianidadestupidez vígilica, primera atención, el aquí, el primer anillo de poder, etc.
Otro logro maravilloso del efecto del intento es que el nagual comienza a adquirir "conciencia" de su cuerpo de ensueño en la segunda atención (SA).

La percepción del Intento 

Dice que es cuando el nagual rompe las barreras "normales" de la percepción. Más que romperlas las expande o adquiere nuevas percepciones. El nagual ve el famoso muro de niebla o una imagen de barrera conocida en el mundo de todos los días: una enorme puerta, un muro gigantesco de ladrillos, acero o hierro; una pared que se extiende al infinito, etc. El nagual traspasa, rompe o derriba dicha barrera. Es un enorme avance pues esto muestra que tiene domesticado a su cuerpo de ensueño.

El susurro del Intento 

Ocurre cuando el intento del Águila abre la parte superior de la esfera luminosa del nagual. Según la tradición esto se logra con la intervención de dos maestros-naguales. En este evento, el nagual asume totalmente su cuerpo de ensueño, se hace uno con él y ya no diferencia los anillos de poder o las "atenciones".

El poder del Intento 

Es el uso sistematizado, pragmático, perceptual y consciente del Silencio Interno. Éste le permite soñar y desplazarse en el territorio de los naguales por excelencia: la segunda atención (SA), o segundo anillo de poder o como yo prefiero llamarlo (cada nagual tiene su propia característica) Ek Way Nal.
Este soñar o "dormir" frecuentemente se hace en el estado de conciencia normal. Vulgarmente conocido como soñar despierto, una técnica muy refinada y elevada que efectúa un nagual veterano en estas lides.

2 comentarios:

  1. Un Nagual es un servidor de su sociedad; por supuesto dentro de sus posibilidades pero impecablemente dando todo de sí. Gracias a ti por aquilatar esta información.

    ResponderEliminar

"Que tu comentario sea respetuoso; que tu crítica sea constructiva..."