martes, 6 de agosto de 2013

UN TOLTECA: FORJADO POR LA EXPERIENCIA PROPIA 0006




Lo dice el Huehuetlahtolli: "tolteca es una persona de experiencia propia". No importan su nacionalidad o cultura; da igual que luche por Anahuac o por China: si esa persona se propone substituir las creencias por la experiencia propia, es un tolteca. A ese esfuerzo de conciencia se le llama "guerra florida" - la guerra que lleva en sí su propia recompensa. Gracias a ese esfuerzo, un tolteca puede detenerse en cualquier momento, contemplar su vida y sentir el sabor de la realización. Puesto que su realización no depende de los resultados, sino del intento, un tolteca puede sentirse triste, pero nunca derrotado.
El mejor modo de llamar a otros a la guerra tolteca es manifestando los frutos de la autorrealización. No hay que dar explicaciones: la gente sensible captará el intento, los demás no son necesarios.

"como saber que los frutos de la autorrealizacion son los correctos"

Todos los frutos de la autorrealización son correctos y se manifiestan por sí mismos - porque una pirámide edificada sobre una montaña no se puede esconder. Las dudas son pertinentes a las creencias; la experiencia, en cambio, genera convicción.

"La palabra guerra, nunca la veo adecuada para alguien que busca trascender a sí mismo" 

Coincido. La palabra "guerra", en su sentido moderno, es demasiado tímida para describir el increíble sacrificio que implica el desarrollo de la conciencia. Demasiados guerreros de papel.  (Frank Díaz Tleoko)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Que tu comentario sea respetuoso; que tu crítica sea constructiva..."